Home / Salud / Cuando veas todas las espinillas que esta chica se sacó con esta receta, vas a querer saberla.

Cuando veas todas las espinillas que esta chica se sacó con esta receta, vas a querer saberla.

La cara es la carta de presentación de toda persona sea hombre o mujer, y que tiene vital importancia durante la adolescencia, puede sufrir cambios positivos o negativos, condiciona o no la entrada a un círculo social, dependiendo si estas personas le prestan atención a esto, pero esto sucede con mayor frecuencia actualmente, es por esto la gran preocupación de los adolescentes hoy en día por lucir un cutis limpio.

ANUNCIO

En la adolescencia se pasa por un proceso hormonal, normal en todos los humanos, y que dependiendo de la alimentación que tengas pueden ser el dúo perfecto para condicionar la aparición de barros, espinillas o puntos negros, cuando no se cumple con una higiene personal adecuada (muy común en esta etapa).

La ubicación frecuente de estos desagradables puntos negros es en las mejillas, la frente, la barbilla y la espalda. Si eres de los que padeces este problema hoy te hemos traído una receta maravillosa que hará desaparecer todas estas impurezas de tu piel haciendo que luzcan un cutis único y agradable.

e1

Receta

Ingredientes:

2 Cucharadas de gelatina sin sabor

3 Cucharada de leche líquida

Modo de preparación: Verter los ingredientes en un envase de metal y colocar a fuego lento, ir mezclando poco a poco hasta que la gelatina esté totalmente disuelta en la leche, evitando que se formen grumos, luego apagar el fuego y dejar reposando por 5 min.

Previamente debes limpiar tu rostro con una toalla mojada con agua tibia, con el fin de quitar todo tipo de residuos de suciedad que tenga tu cutis y permite además abrir los poros. Posteriormente aplicar con una brocha la mezcla preparada, en los sitios de aparición de los puntos negros o en toda la cara para mejores resultados, evite que la mezcla caiga en los ojos.

Dejar actuar por 30 min, hasta que sienta que la mezcla ha endurecido e ir desprendiendo con cuidado desde el nacimiento del cabello con dirección al centro del rostro.

Ya tienes un cutis libre de puntos negros y el paso que sigue es hidratar la cara con el producto de tu confianza, acá te recomendamos tomar dos cucharadas de arroz, lavar en agua, y el agua que obtienes la usarás para hidratar la piel.

Para obtener buenos resultados te recomendamos realizar este procedimiento 2 veces por semanas durante dos meses.

Comparte este artículo con tus familiares y amigos a través de tus redes sociales y que todos disfruten de un cutis limpio.

ANUNCIO

Close