Home / Curiosidades / Dueña de cafetería contrata a un vagabundo – 2 semanas después encuentra esto en la cocina

Dueña de cafetería contrata a un vagabundo – 2 semanas después encuentra esto en la cocina

Marcus es un hombre que lamentablemente termino en las calles como indigente, pero gracias a la bondad de una mujer llamada Abi logro conseguir el incentivo que necesitaba para salir adelante, les traemos esta historia de superación y porque no de mucha inspiración.

ANUNCIO

Todos sabemos lo difícil que es salir adelante y conseguir después que pasamos por circunstancias como tener más de treinta, ser ex presidiario o tener alguna discapacidad. Este hombre Marcus pasaba por una circunstancia parecida una en la que no podía trabajar.

Un día Marcus le pidió a Abi que le diera una monedita debido a su mala economía sin embargo a Abi le dijo que porque si estaba sano no conseguía un trabajo, Marcus abrió su corazón y le dijo que le encantaría tener un trabajo pero él tenía antecedentes y era difícil conseguir uno.

01

Abi tenía una lucha por sacar adelante la cafetería tenía una mala economía y necesitaba personal así que le dijo a Marcus que podía darle trabajo, sin embargo no podía pagarle así que a cambio le daría el pan de cada día. Esto era más que suficiente para Marcos quien acepto feliz.

Marcus confeso que era muy penoso estar pidiendo en las calles, pero debido a la necesidad tenía que hacerlo tanto que al final termino acostumbrándose. Ellos comenzaron a trabajar juntos y todo iba muy bien, Abi le daba su comida a Marcus y él a cambio hacia algunas labores en la cocina, limpiar más que todo.

02

La idea de Abi fue lo máximo, con el tiempo Marcus recupero la confianza en las personas y más importante en el mismo. La cafetería iba de viento en poma, comenzó a haber ganancias y Marcus feliz recibía una buena paga por su trabajo.

Abi compartió esta historia por el Facebook donde sigue haciendo buenos comentarios de Marcus y su labor, respeta las reglas es responsable, cumple su horario y por su puesto es honrado. Además demostró de que estaba hecho cuando recibió su paga, como todo hombre trabajador comenzó a comprar su propio alimento.

03

No permitía que Abi le regalara la comida pues le hacía sentirse bien cuando él mismo se pagaba su alimento, un día hizo algo que dejó a Abi con el corazón pequeñito le dio comida a una mujer vagabunda, cuando Abi vio que le compraba el desayuno no pudo evitar que se le llenaran los ojos de lágrimas.

Como Marcus hay muchas personas, con esta historia te invitamos a ayudar a una de ellas y ofrecerle una forma de mejorar su condición tal vez no necesite una moneda.

ANUNCIO

Close