Home / Curiosidades / Llevaba 3 años embarazada y no quería ir al doctor, algo extraño crecía en ella.

Llevaba 3 años embarazada y no quería ir al doctor, algo extraño crecía en ella.

Margaret McMahon fue a un hospital en Irlanda por un fuerte dolor abdominal que no la dejaba en paz, muchas veces llego a pensar que estaba embarazada, sin embargo los médicos determinaron que podía ser que ella sufriera del síndrome de colon irritable.

ANUNCIO

McMahon inconforme con lo que le dijeron los médicos se marcho a casa con un tratamiento que le indicaron, al pasar el tiempo ella continuaba con los dolores y sentía que esa no era lo que tenía. Ella se le vino a la cabeza que estaba embarazada.

Y comenzó a realizarse pruebas de embarazo que dieron todas positivas. Sin embargo, pasaron tres años y su barriga crecía y jamás nació el niño. Continuó con el tratamiento y el dolor comenzó a ceder hasta no sentir más dolor.

Una mañana, se despertó con un dolor intenso en el vientre que le impedía moverse. Sus familiares la llevaron al hospital para ver que de que se trataba. Los médicos quedaron asombrados por el tiempo que había pasado y Margaret no se había chequeado.

Comenzaron a realizarles estudios y le diagnosticaron un Fibroma Uterino muy grande, que se trata de un tumor que suele aparecer en mujeres mayores a los 30 años, pero con un tamaño más pequeño, no tan grande como el que ella tenía, que parecía una sandía

Al ver el tamaño del tumor procedieron a realizarle una cirugía para quitarle el tumor y realizarle una histerectomía total, ya que su útero y los otros órganos estaban muy dañados por el tiempo que ella espero para chequearse.

Los médicos quedaron sorprendidos porque la operación duro cuatro horas aproximadamente, y no se explican porque espero tanto para verse con un médico y tener dentro de su cuerpo un tumor tan gigante como el que le quitaron.1

Es importante recordarles, que el cuerpo de una mujer es muy complejo, sobre todo cuando se trata de su órgano reproductor, por lo tanto es recomendable que cuando sientas un dolor en el vientre que sea recurrente y no encuentres las causas aparente, visites al médico de inmediato para que realice las pruebas necesarias para descartar un tumor de utero, ya que éstos pueden ser benignos o malignos y de todas todas, es un riesgo para tu salud y tu vida.

Si te fue de utilidad este post, puedes compartirlo en tus redes sociales, con tus amigas y familiares mujeres, con la finalidad de que estén alerta.

ANUNCIO

Close